Abraham Czernik

Abraham Czernik

Abraham Czernik

Abraham Czernik, mi abuelo, personaje principal de “Asesinatos discretos” es un emigrante judío que llegó a la Argentina proveniente de la Rusia soviética a principios de la década de 1920, decepcionado del rumbo que había tomado la revolución con la que había simpatizado inicialmente.
Se radica en Buenos Aires. Su primer empleo es en la mueblería de un paisano. Durante los primeros años duerme en una pequeña habitación en la trastienda del local en el que trabaja. Fuma, fuma mucho. Su alimentación se basa en frutas y queso. Salvo en tabaco, evita todo otro gasto superfluo. De este modo, en poco tiempo consigue ahorrar el dinero suficiente para instalar su propio negocio. En esa misma época empieza a trabajar como voluntario en el Hospital Israelita de Buenos Aires. A principios de 1928 conoce a Esher Sapire, una joven judía asistente habitual de milongas en el barrio de Flores. La sensualidad de ella le atrae. Por entonces está cerca de cumplir 30 años. Entiende que es hora de formar una familia. A finales de febrero del año siguiente Abraham y Esther se casan.En marzo de 1930 nace Bety la primera de las tres hijas que tendría el matrimonio. Ese mismo año, llega al país Jeremías Czerniuk, el hermano menor de Abraham. El resto de la familia permanece en Antopol, una pequeña aldea de Biolorrusia, vecina a Horodetz, pueblo en donde habían nacido Abraham y Jeremías. En el verano de 1941, la madre, hermanas y sobrinos de mi abuelo son asesinados, junto a todos los judíos de Antopol, por las tropas de ocupación nazis. Sólo siete judíos sobreviven a la barbarie, entre ellos Pinhas Czerniak, hermano de mi abuelo, su esposa Gitl y su hija Iritz a quien, ante el avance de las tropas alemanas, habían dejado siendo una beba de 10 meses al cuidado de una familia no judía.
Lee el capítulo 1 de “Asesinatos Discretos”

Anuncios